Skip to content

Alejandro muere en Lo que la vida me robó – Que paso con alejandro?

  • by Jesús Torres
No diría que Binance es la plataforma más fácil para principiantes, pero puede sentir que está seguro dentro de ella. Puede ...
Leer Más
Hoy, veremos una de las criptomonedas más exclusivas: Dogecoin y descubriremos dónde y cómo comprar Dogecoin. En esta guía, aprenderá ...
Leer Más
Este corredor en línea tiene tarifas de negociación bajas y una amplia cartera de instrumentos financieros. Cubriendo más de 135 ...
Leer Más

La historia transcurre en Aguazul, un pintoresco pueblo donde vive Montserrat, una mujer joven con un buen estatus social, lo que la hace idealmente llevar una buena vida. Montserrat dejaba que su madre, Graciela Giacinti, lo manipulara, su madre solo se preocupaba por las situaciones sociales, por lo que no estaba dispuesta a perder su estatus social por cualquier motivo. A pesar de su marido, el almirante retirado Lauro Mendoza (Lauro Mendoza) lo perdió todo.

Montserrat se ha convertido en una solución a los problemas socioeconómicos de su familia porque su madre eligió al marido ideal Sebastián de Icaza (Sebastián de Icaza), que es Aguazul (Aguazul) Hijo de una de las familias más influyentes. Sin embargo, no estaba dispuesta a casarse con un hombre que se vio obligado a cumplir una condena por conveniencia, e incluso cuando se enamoró de otro cabo de la marina, José Luis, no quiso casarse con él. Sus padres no lo sabían y eso abrumaba a Montserrat.

José Luis sintió que no había avances en su noviazgo con Montserrat, porque sabía en el fondo que la familia Mendoza nunca lo aceptaría porque no tenía relación con Montserrat. (Monserrat) El futuro del compartir. Por otro lado, Alejandro, un joven trabajador de una finca cercana, estaba ansioso por mejorar, pero aprendió la verdad. Su padre es Don Benjamín Almonte (Don Benjamín Almonte), es un hombre cruel, poderoso y rico, le ha revelado este secreto a su hijo antes de morir. Sin embargo, Alejandro no estaba muy satisfecho con la noticia, al mismo tiempo que sucedía este impactante incidente, cuando conoció a Montserrat, la vida se recuperaría y de inmediato se iría con Montserrat.

Montserrat decidió cancelar el contrato matrimonial con Sebastián, su madre, Graciella, estaba enojada por la situación porque había visto la única forma de saldar la deuda en ese matrimonio. Grassiella no tenía la intención de darse por vencida, pero comenzó a buscar otra perspectiva para su hija. Esto lo convierte en un pretendiente ideal en Montserrat porque puede salvarlos de mantener el estatus y los privilegios de los que han disfrutado hasta ahora. Cuando Graciela buscó desesperadamente ayuda económica de Alejandro públicamente, este accedió a apoyar a Mendoza con la única condición de permitirle proponerle matrimonio a su hija Montserrat. Graciela aceptó la oferta sin dudarlo y él le pidió a Alejandro (Alejandro). Jura que Montserrat no debería entender el trato.