Muere el periodista Lafitte Fernández

El fallecimiento del corresponsal de Turrialba fue confirmado por el Registro Civil. Fernández se instaló en El Salvador, donde condenó una serie de corrupción y fue requerido por la justicia del país. “Vivo en El Salvador. Pero quiero morir en mi tierra favorita: Turrialba. Cuando me muera, no quiero que mis nietos se rían de mí, porque cuando debo hablar y escribir por mi país, siempre sigo Silencio ”, El Periódico Salvadoreño publicó hace algún tiempo un artículo sobre Costa Rica en su sitio web.

No diría que Binance es la plataforma más fácil para principiantes, pero puede sentir que está seguro dentro de ella. Puede ...
Leer Más
Hoy, veremos una de las criptomonedas más exclusivas: Dogecoin y descubriremos dónde y cómo comprar Dogecoin. En esta guía, aprenderá ...
Leer Más
FP Markets fue fundada en 2005. La firma de corretaje FP Markets también es conocida como First Prudential Markets ...
Leer Más

El viernes 27 de abril de 2012 llegó la solicitud del fiscal al Centro Conjunto de Información sobre Estupefacientes (CICA). Es necesario encontrar a un hombre llamado Trujillo. La CICA, que es responsable de almacenar y procesar información sobre la red de narcotráfico del país, los desembarcos de drogas y los capos internacionales de la droga, pronto encontró los datos del Sr. Trujillo. De acuerdo con información recolectada por CICA, esta persona vive en un condominio plurifamiliar inestable en la comunidad Zacamil, que se caracteriza por un tendedero en el balcón y pintura gris en las paredes. Tras encontrar al señor Trujillo, la Fiscalía lo citó para explicar la fuente de la declaración realizada en el diario, donde se inmiscuyó en uno de los cárteles salvadoreños reconocidos por Naciones Unidas, el Cártel Dexis. La citación requería que compareciera ante las autoridades el 30 de abril.

El 26 de abril de 2012, “El Diario de Hoy” publicó una página completa de una sección paga en la página 43. El título del comunicado era “La mafia del país podrido” y el subtítulo era “¿Cuánto compraron los narcotraficantes? ?” ¿y? ¿silencio? La misma declaración se puede ver en toda la página 52 de La Prensa Gráfica al día siguiente. Simbólicamente, el autor de estos dos artículos es un coordinador nacional de ética pública que respondió a uno de los mensajes electrónicos enviados de esta manera, prometiendo que la información nunca llegó. Un día de septiembre de 2012, respondieron: “Por razones de seguridad, no podemos tener citas presenciales … Puede solicitar información por correo electrónico”. Sin embargo, el nombre completo del Sr. Trujillo apareció al pie de ambas páginas. payaso torpe, y el número de conducción en estado de ebriedad que era responsable de publicar.

Deja un comentario