Muere Pablo Sierra Joven desaparecido en Badajoz

Había sangre en el teléfono del estudiante Pablo Sierra que desapareció en Badajoz hace una semana. El viernes pasado, mientras paseaba con su perro por la zona de Las Crispitas a orillas del río Guadiana, fue avistado por una Guardia Nacional fuera de servicio. Así lo confirmaron fuentes investigadoras de EL MUNDO, hecho que refuerza la teoría de que el joven de 21 años se encontraba violentamente desaparecido en la madrugada del viernes pasado y que podría ser agredido. Las pruebas con la sangre encontrada confirmarán si los restos pertenecían al niño oa otra persona.

La hipótesis de la desaparición violenta cobró fuerza durante la investigación, lo que llevó a los agentes a rastrear las ciudades relativamente lejanas de Badajoz (Los Colorines, Cuestas de Orinaza, Suerte de Saavedra) en los últimos días. En las horas previas a su desaparición, pasó por zonas concurridas de discotecas de la capital badajonse, como la calle Arco Agüero en el casco antiguo de Badajoz.

En ese momento, le dijo a un amigo, el último amigo que se había puesto en contacto con él, que pensaba tomar un taxi de regreso a la residencia universitaria RUCAB, que está a dos minutos del campus de la Universidad de Extremadura. Allí estudió matemáticas. investigó si posteriormente decidió regresar en autobús y si finalmente lo hizo.

Antes, aparentemente tuvo fricciones con un joven en la entrada del bar, aunque esta fricción obviamente no les pasó a los adultos, e incluso las dos partes intercambiaron teléfonos móviles para resolver la situación al día siguiente.

A la mañana siguiente, su hermano gemelo, que también vive en el mismo centro universitario, intentó contactar con él para volver a su ciudad natal de Zorita (Cáceres), no todas las alarmas lo buscaban en ese momento.

Además de las declaraciones de todo aquel que vio a Pablo esa noche o en diferentes puntos de la ciudad, la investigación también se centró en las cámaras de vigilancia en las calles, especialmente las cámaras de vigilancia en la Plaza de España. La alcaldía trató de encontrar algunas pistas fiables .

El vocero de la familia Joaquín Amills confirmó este viernes que según publicó EL MUNDO, el celular de Pablo Sierra tenía manchas de sangre, pero aclaró que el terminal “no estaba cubierto de sangre como una pelea”, y se cree que dijo en el programa Espejo Público. en Antena 3 que este descubrimiento “no quiere decir que sea reciente o de Pablo, no está claro en este momento”. Además, afirmó que la Policía Nacional había tomado muestras de ADN de Pablo en varios objetos, como su cepillo de dientes o peine.

Amills, miembro de SOS Disappeared, enfatizó que deben evitarse las filtraciones que puedan entorpecer las investigaciones. El portavoz aseguró que hay pocas noticias de la investigación, pero hay que dejar trabajar a las fuerzas de seguridad. “Es muy afortunado encontrar el teléfono”, dijo, porque nos permite saber “a qué antenas se conecta, a qué distancia están ya qué velocidad viajan”. Por otro lado, aseguró a la familia de Pablo. fue descartado, y cada hora que pasaba era una losa de piedra cayendo sobre él, especialmente de noche ”. Sin embargo, enfatizó que están satisfechos con el trabajo de la policía y están“ llenos de confianza en lo que están haciendo los agentes ”.

Deja un comentario