Resumen de la temporada 3 de Dickinson, episodio 5 – “Cantó desde el corazón, señor”

Resumen

El conflicto familiar de Dickinson llega a un punto crítico en la fiesta de cumpleaños de Edward.

Este resumen de la temporada 3 de Apple TV + Dickinson, episodio 5, “Sang from the Heart, Sire” contiene spoilers.

Lea el resumen del episodio anterior.

Hemos llegado a la mitad de Dickinson la temporada pasada y si pensabas que los últimos episodios fueron demasiado relajados, bueno, este episodio realmente acelera. De alguna manera, esto refleja el primero, pero con varios episodios de desarrollo que hacen que los cortes sean más profundos esta vez.

Dickinson resumen de la temporada 3, episodio 5

Todo comienza lento, en una subasta de colchas donde Emily Norcross se siente tan mal por vender la única posesión restante de sus hermanas que tenía, le pide a Edward que lo vuelva a comprar. Emily se siente animada por los comentarios de los Higginson: él le pide más poemas y Lavinia ha elegido un voto de silencio como acto de activismo egoísta de esta semana.

Las cosas comienzan a hervir a fuego lento cuando Edward es llamado para su reciente carta en el diario. Con cada episodio de esta temporada, ha mostrado más y más simpatía por los Confederados (el “dos lados” -ismo), pero su expresión pública está demasiado lejos. Lo que él cree que es una defensa de su hermano (recuerde, la familia lo es todo) es visto como un elogio del enemigo, y la gente de Amherst está descontenta y amenaza con sacarlo de su tesorero. Está inquieto, pero todavía tiene a su familia, y eso es lo que importa. Sus hijas corren hacia él, menos en defensa pero en consuelo, para asegurarse de que esté bien. A pesar de sus diferencias políticas, todavía lo quieren.

Sobre todo porque es su cumpleaños y Emily está planeando una fiesta sorpresa. Invita a Sue, cansada, a quien, inspirada por su encuentro con Walt Whitman, le expresa su amor. Sue acepta e invita a Austin, quien reitera su negativa a hablar con su padre y dice que pasará la noche con su hijo. Pero Sue no ve que eso suceda, y habla de algunos roles de género generalizados; su disgusto por el afecto de su marido expresado en términos generales. “Ponte un uniforme”, le dijo.

La fiesta en sí es una delicia, con la familia cantando (o la boca, en el caso de Lavinia), y los padres de Dickinson cuentan la historia de su encuentro (una actividad que mi propia hermana siempre anima). Huss y Krakowski hacen un trabajo maravilloso, ya que la historia descubrió una emoción enterrada en Emily Norcross, quien nunca volvió a ver a su madre después de su boda y se siente especialmente sensible con su hermana recién enterrada.

Todo culmina en hermosos montajes de Emily tocando “Hard Times Come Again No More”, y la magnífica voz de Steinfeld toca a todos a su alrededor. Incluso Austin, que sorprende a todos con su apariencia, le desea a su padre un feliz cumpleaños.

Pero la paz no dura mucho. Pronto todo el mundo insiste en beber y Austin hace un anuncio. Creará su propio bufete de abogados, especializado en divorcios. Comenzando, por supuesto, con el suyo. Peor aún, quiere la custodia total del niño.

Cuando anuncia su divorcio, Emily Norcross decide entrar con su vestido de novia, en el peor momento. La familia está indignada, pero es el despido de Sue – “Ni siquiera lo recordarás mañana por la mañana” – lo que más conmueve. Emily recuerda su conversación anterior en la que Austin le pidió que eligiera un bando y confirma que ella eligió: está con su padre.

El fin

Por supuesto, no sería una pelea familiar de Dickinson si alguien no se cayera, y esta vez es Emily Norcross, quien subió las escaleras con su vestido pero quiere bajar y toma un atajo (tropezar y caer).

Con Austin afuera, las hijas Dickinson y Edward finalmente parecen estar en paz, Sue recibe una última puñalada en el corazón. Arriba, encuentra la carta de Higginson: se compartió el poema que pensó que era adecuado para ella. Dolida, compara a Emily con su hermano. “Crees que estás luchando por algo. Solo estás huyendo.

Puntos adicionales

  • Tenemos una escena divertida de Henry comenzando su clase de alfabetización. Aparentemente, uno de sus estudiantes puede ver a través del tiempo, lo cual es muy bueno en mi opinión.
  • Por supuesto, Higginson aún no ha cumplido sus promesas. Hay “una infinidad de hombres blancos alineados para bloquear nuestro camino”.
  • Este episodio fue dirigido por Keith Powell (Twofer de 30 Roca).
  • El momento cómico de Emily Norcross con el vestido es * el beso del chef *.

¿Qué pensaste del episodio 5 de la temporada 3 de Dickinson? Comentarios abajo.

Deja un comentario