Video del Arresto de Jeanine Áñez presidenta de Bolivia se hizo viral

El presidente interino conservador que dirigió Bolivia durante un año fue detenido el sábado porque los funcionarios del gobierno de izquierda restaurados persiguieron a quienes participaron en la destitución del líder socialista Evo Morales en 2019, que creyeron fue un golpe de Estado, y el gobierno posterior. . Jeanine Áñez fue arrestada en su ciudad natal de Trinidad temprano en la mañana y luego voló a la capital, Las Paz. Anteriormente había advertido que los funcionarios la estaban buscando y la llamó “abusiva y perseguida” en una publicación de Twitter.

No diría que Binance es la plataforma más fácil para principiantes, pero puede sentir que está seguro dentro de ella. Puede ...
Leer Más
Hoy, veremos una de las criptomonedas más exclusivas: Dogecoin y descubriremos dónde y cómo comprar Dogecoin. En esta guía, aprenderá ...
Leer Más
FP Markets fue fundada en 2005. La firma de corretaje FP Markets también es conocida como First Prudential Markets ...
Leer Más
El arresto de Jeanine Áñez en Bolivia, considerado por opositores como una maniobra política del MAS -partido de Evo Morales- es un mal comienzo para el presidente Arce con apenas 4 meses en el poder. HRW alerta que el cargo por “terrorismo” conduzca a arbitrariedades contra Áñez

Las detenciones y órdenes de aprehensión de Áñez de muchos otros exfuncionarios han exacerbado aún más las tensiones políticas en el país sudamericano, que se ha visto desgarrado por una serie de daños sufridos por ambas partes. Estas quejas incluyen: Morales ha estado a tiempo completo durante casi 13 años y se ha vuelto más autoritario; las fuerzas de derecha lideraron protestas violentas, lo que llevó a las fuerzas de seguridad a presionarlo para que renunciara y luego reprimir a sus partidarios, este último protestando por -llamado represión. Decenas de personas murieron en una serie de manifestaciones y luego fueron apoyadas por Morales.

“Esto no es justicia”, dijo el ex presidente Carlos Mesa, quien desde entonces ha perdido varias elecciones ante Morales. “Están buscando decapitar a una oposición creando una narrativa falsa de un golpe para distraer la atención de un fraude”.

Se emitieron otras órdenes de arresto contra más de una docena de exfuncionarios. Entre ellos se incluyen varios exministros del gabinete, así como el exlíder militar William Kaliman y el jefe de policía que había instado a Morales a renunciar en noviembre de 2019 después de que el país fuera arrasado por protestas contra el primer presidente indígena del país.

Después de que Morales dimitió o fue empujado al extranjero, muchos de sus principales partidarios también dimitieron. El legislador Anéz, que había descendido varios escalones en la escalera de la sucesión presidencial, fue ascendido a presidente interino. Después de llegar allí, cambió repentinamente la política boliviana hacia la derecha. Su gobierno intentó enjuiciar a Morales y muchos de sus partidarios por cargos de terrorismo y sedición, acusándolo de fraude electoral y reprimiendo protestas.

Pero el Movimiento Morales hacia el Socialismo siguió siendo popular. Ganó las elecciones del año pasado con el 55% de los votos bajo el candidato elegido por Morales, Luis Arce, quien asumió la presidencia en noviembre. Áñez se había retirado tras caer en las urnas.

El viernes también fueron arrestados dos ministros del gobierno de Áñez, incluido el exministro de Justicia Álvaro Coimbra, quien había ayudado a liderar el enjuiciamiento de los ayudantes de Morales. Un ex ministro de Defensa y otros también han sido acusados.

El nuevo ministro de Justicia, Iván Lima, dijo que Áñez, de 53 años, enfrenta cargos relacionados con sus acciones como senadora de oposición, no como expresidenta.

El ministro del Interior, Eduardo del Castillo, negó que se tratara de un acto de persecución y dijo que el caso surgió de una denuncia penal por conspiración y sedición presentada en su contra en noviembre, el mes en que dejó el cargo.

El director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, dijo desde Washington que las órdenes de aprehensión contra Áñnez y sus ministros “no contienen prueba alguna de que hayan cometido el delito de terrorismo”.

Deja un comentario